El 11 de diciembre, publiqué algo en mi página de Facebook que me ha mantenido ocupado con correspondencia por semanas.  Ha sido compartido y recompartido miles de veces en los medios sociales (las ultimas noticias: este “blog” ha recibido 190,000 resultados de 159 países) y he recibido mensajes de personas de todo el mundo.  Al principio, no compartí ningún pensamiento sobre esto.  Simplemente compartí la foto con un mínimo de explicación.  Sin embargo, ya que esta imagen me fue encomendada, siento la responsabilidad de decir algunas cosas.  Primeramente, permítame contar de nuevo la historia:

Fue un domingo, y debido a mi pobre manejo en la administración de la regadera de mi familia (1 regadera para seis personas), experimentamos un “embotellamiento con la regadera” y no pudimos estar todos a tiempo de llegar a nuestra acostumbrada misa de las 11:00 de la mañana en la Catedral.  Por eso fuimos a la misa de las 11:45 en la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús en la Universidad de Notre Dame.  Después, estaba nevando con una nieve mojada y pesada.  En camino al estacionamiento, me detuve paré en la Gruta instintivamente y me conmovió la presencia de un estudiante solitario rezando de rodillas con devoción.  Me decidí a tomar una foto porque este joven – que se veía como un deportista – no se movió durante todo el tiempo.  La nieve se estaba acumulando encima de él.  Tan pronto tomé la foto, mi “iPhone” se apagó de repente, a pesar del hecho que aún tenía una carga del 42 por ciento.  Era la 1:50 de la tarde.

Nueve horas después, cuando toda mi familia estaba en sus camas, había olvidado completamente tomar la fotografía, y traté de librar alguna memoria de mi celular borrando algunas cosas.  Mientras me sentaba en la mesa de nuestro comedor, me asombré al ver esta imagen de una nube vertical directamente arriba del estudiante.  Puedo asegurar que no había nada ahí cuando tomé la fotografía.

En los días posteriores, he estado muy ocupado respondiendo a preguntas y disfrutando la belleza del trabajo de Nuestra Señora.  Después de recibir diez mensajes personales de amigos y extraños diciéndome que se conmovieron hasta las lágrimas, dejé de contar.  Podemos decir que ahora el número es mucho más grande que diez.

Un día después de publicar la foto original arriba (que no ha sido alterada de ninguna manera), un compañero de la prepa de mi hermana mayor tomó la foto de la página de ella y le dio realce por medio de “Photoshop.”  Como yo sabia que la gente me iba a preguntar, le pedí que me dijera exactamente lo que él hizo.  Esta fue su respuesta: “Mas o menos con un minuto de trabajo con Photoshop.  Realcé el área y bajé el brillo y el contraste en el fondo para verla mejor.  Es una imagen extraordinaria que sacaste.  Se extiende por medio del internet y está fortaleciendo la fe en todas partes.”

grottolight2

Tal vez veas esta foto simplemente como una bonita foto de una persona rezando en la Gruta.  Tal vez la veas como algo más.  Tal vez pienses que tiene una causa natural.  Tal vez pienses que la causa es supernatural.

¿Qué es lo que yo pienso?

Pues, permíteme explicar el contexto de todo esto.  He tenido una relación continua con la Virgen María por un tiempo largo.  Si no fuera por ella, hubiera abandonado a Jesucristo hace mucho tiempo.  Ella me reconfortó cuando yo era un joven en medio de un gran sufrimiento emocional y absoluta desesperación.  Durante el tiempo que estuve luchando para desarrollar la madurez en mi fe, ella siguió interviniendo para traerme de regreso otra vez a su Hijo, Jesucristo.  Cada vez, ella siempre parecía decir, “¡Haz lo que él te diga!”  Así que he seguido su consejo, lo mejor que he podido por, más o menos, los últimos 30 años.  La mayor parte de esto ha sido muy normal, sin señales o prodigios.  Admito que he tenido un puñado de experiencias extraordinarias, ¿pero, qué persona comprometida y que reza no las ha tenido?   Ya que ella me salvó de abandonar a Jesucristo, lo que hubiera sido el error más grande de mi vida, ha crecido mi devoción por Ella.  Aun así, automáticamente busqué una explicación natural y razonable para esta foto.  No me parece un destello de luz.  Ciertamente no fue nieve cayendo de las rocas (sería el tipo equivocado de nieve a la que caía – y lo hubiera visto).

Creo que esta foto es el resultado de la Virgen María ordenando elementos naturales y ordinarios (tal vez un copo de nieve cayendo a unos pies frente de la camera) sorprendentemente a tiempo de recordarle al mundo que ella está con nosotros, que la oración es real, y que todo va a estar bien. 

Digamos que fue un copo de nieve cayendo.  ¿Cuáles son las probabilidades de que un copo de nieve cayendo a cientos de pies del cielo aparezca en la posición exacta para formar una “nube” arriba del estudiante rezando?  ¿Cuáles son las probabilidades de que el obturador de la cámara se abriera y cerrara durante el único milisegundo posible para crear esta imagen?  ¿Cómo me puse precisamente en el ángulo correcto para capturar todo eso?  ¿Por qué el copo de nieve realzó las rocas en una manera para que decenas de personas están diciéndome que creen que están viendo la imagen de una madre con su hijo?  ¿Pero, sobre todo, porque hay tanta gente que se está conmoviendo hasta las lágrimas cuando la ven?

Así es como trabaja la Virgen María.  Ella utiliza cosas naturales para tocar profundamente a sus hijos:  elementos, situaciones, “coincidencias,” etc.  De este modo, ella SIEMPRE nos guía para volver a su Hijo, Jesucristo.  Por favor, detente un momento para considerar las implicaciones en tu propia vida si, de verdad, la Virgen María está involucrada en esta foto.  Si lo está, entonces, que pretende de que tu leas estas palabras ahora.  Si este es el caso, entonces esta foto no es un evento raro y lejano.  Es personal.  No es un accidente.  Ella está llamándote a ti.

Mientras Jesucristo moría, colgado de la cruz, durante los momentos de su agonía física, espiritual y emocional, fue solo la Virgen María, algunas de sus amigas, y el apóstol Juan quienes se quedaron con El.  Los Apóstoles, son considerados por los católicos como los primeros obispos.  Todos los obispos católicos ordenados válidamente desde entonces derivaron su autoridad en una línea inquebrantable de uno de los doce.  Notablemente Juan fue el UNICO apóstol con el valor para quedarse con Jesucristo hasta el amargo final.  Entonces, de algún modo, a pesar de su sufrimiento inimaginable, Jesucristo tuvo la presencia de ánimo para ver a su madre y Juan en vigilia con El.  Lo que sigue es el testimonio de lo que pasó, desde el punto de vista de Juan, dicho por el mismo:

“Jesús, al ver a su Madre y junto a ella al discípulo que más quería, le dijo a su Madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.» Después dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquel momento el discípulo se la llevó a su casa.” (Juan 19:26-27)

Nosotros, los católicos, siempre hemos creído que, desde aquel momento en adelante, la madre de Jesucristo se hizo oficialmente la madre de todos nosotros.  Él vinculó a su madre a la Iglesia y la Iglesia a su madre.

Lo que sea que usted cree sobre las fotos arriba está bien conmigo.  Alguien ciertamente puede tener fe sin poner ninguna atención a cualquiera de estas imagines.  Si ayudan a aumentar su fe, que bueno.  Si son una distracción, favor de ignorarlas.  Cada quien está en su propio camino.  Nos toca a nosotros buscar la verdad y amar lo que es bueno.

Independientemente de lo que pienses, espero que al menos hayas disfrutado la belleza de lo que por casualidad pude presenciar.  Ten en cuenta que tomo como mi responsabilidad rezar por cada persona que muestre un mínimo de interés en esta foto.  Por leer hasta este punto, puedes tener confianza que ya he rezado por ti.  Por favor, reza por mí también.  De hecho, recemos uno por el otro.

¡Que Dios te bendiga!  – BK

English Version of this blog post

Advertisements